El proyecto se sitúa en la periferia del ensanche colonial, en la carretera de acceso al hospital civil, junto al mismo. El conjunto se dispone de dos hileras de viviendas adosadas en planta baja, con un pequeño jardín en su acceso y otro mayor, en su lado posterior. Las fachadas expresan la diferencia entre los destinatarios, presentando geometrías arabizantes, con huecos de menores dimensiones y arcos de herradura para los marroquíes, y dinteles continuos y racionalistas para los españoles.
idUS